ASTROLOGIA Y COACHING: DESCUBRIR Y VIVIR DESDE TU ELEMENTO LO CAMBIA TODO

¿Se dieron cuenta de que a veces, cuando estamos haciendo algo que nos gusta mucho hacer, el tiempo pasa más rápido? Todo fluye, nos sentimos conectados con nuestra energía natural, vivimos el momento, nos perdemos en la experiencia y damos lo máximo de nosotros mismos. Y por el contrario, cuando no nos sentimos bien haciendo algo, el tiempo parece alargarse, y se nos va la energía, nos agotamos.

Las actividades que nos apasionan nos llenan de energía incluso cuando estamos cansados físicamente. Nos sentimos más vivos haciéndolas. Y es porque estamos “resonando” con la actividad, y esto ocurre porque estamos conectados a nuestro sentimiento de identidad, a nuestro Ser.

Cuando estamos en este espacio, lo sentimos. Todo en nosotros vibra de manera diferente y nos lo hace saber. Ken Robinson, experto en desarrollo del potencial humano, lo describe así: “Nos sumergimos en el Elemento, el lugar donde hacemos aquello que realmente queremos hacer y donde somos quienes siempre hemos querido ser”. En su libro “El Elemento”, que les recomiendo, Ken Robinson presenta historias de personas que encontraron su Elemento, y seguramente todos conocemos personas que lo han hecho, y otras que no… La diferencia es muy clara, quienes viven desde su Elemento, se sienten más plenas, más en armonía con su esencia, y más conectadas con los demás, porque al conectar con su energía vital, más pueden contribuir a las vidas de otras personas.

 

Entonces, ¿cómo llegar a encontrar nuestro Elemento? Robinson nos da algunas pistas: es algo que hacemos naturalmente muy bien, para lo que tenemos mucha capacidad. Puede ser la música, un deporte, comunicar, enseñar, las inversiones, el trato con la gente, los números, cocinar…. Eso para lo que somos realmente buenos, nos destacamos…. Pero hace falta algo más, que nos apasione. Las personas que están en su Elemento verdaderamente aman lo que hacen. Talento más pasión: esa es la fórmula.

Encontrar el Elemento parece sencillo, pero sin embargo para muchos de nosotros no lo es tanto. Quizás nunca llegamos a conectarnos realmente con nosotros mismos, seguimos un camino condicionado por nuestros mayores, por lo que esperaban de nosotros, por lo que hacíamos bien (aunque no nos gustara tanto), por lo que nos “convenía”… Y nos apartamos tanto que ahora cuesta volver. Pero nunca es tarde, y desde la Astrología, tenemos una herramienta poderosísima que puede servirnos como “mapa del tesoro”.

En la Astrología, también hablamos de Elementos. La Tierra, el Fuego, el Agua y el Aire son los cuatro elementos que constituyen la creación, y todos los tenemos representados en un balance personal, que nos hace únicos. Son nuestras energías básicas. Comprendiendo el balance de nuestros elementos, cuales están en mayoría, cuales en falta, podemos encontrar la punta del hilo que nos lleve a encontrar aquello que realmente nos sale bien y nos apasiona.

Muy brevemente, el Fuego es el entusiasmo, la inspiración, la iniciativa y el impulso de acción, los signos de Fuego son expresivos, apasionados, optimistas, orientados al riesgo y al desafío, necesitan moverse, en todo sentido! Son de Fuego: Aries, Leo y Sagitario.

La Tierra es solidez, responsabilidad, eficiencia, cuidado y practicidad. Los signos de Tierra son aquellos que concretan y sostienen procesos, relaciones, estructuras. El cambio les cuesta, ya que prefieren conservar. Son de Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio.

El Aire es el pensamiento, las ideas, las palabras, la comunicación. Los signos de Aire planifican, su mente no para, son sociables, curiosos, intelectuales, les gusta probar cosas nuevas, y necesitan mucha libertad! Son de Aire: Géminis, Libra y Acuario.

El Agua es el sentimiento, la intuición, la empatía y las emociones. Los signos de Agua son subjetivos, se sumergen en las profundidades de si mismos y de los demás, se conectan con las energías sutiles, todo en ellos es emoción. Son de Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis.

Sin necesidad de conocer toda la carta, los signos del Sol, la Luna y el Ascendente ya nos dan una buena idea de nuestra energía predominante. Por ejemplo, una persona de Cáncer (Sol en Cáncer), con Luna en Piscis y Ascendente en Tauro, sabe que su energía predominante es el Agua, con algo de Tierra. Haciendo una carta natal, por supuesto podremos tener un análisis mucho más completo. Pero ya con esto, esta persona sabe que necesita que su actividad resuene con la energía del Agua ante todo… Si dedicara muchas horas a trabajar en algo que no la lleve a conectar con sus emociones y sentimientos, y no tuviera ningún pasatiempo que se lo permita hacer, más aún, estuviera en una familia o pareja donde no hay lugar para lo emocional, esta persona se sentirá falta de energía, sin ganas de nada, perdida…. Y es que en realidad lo está, al haberse alejado de su Elemento, de su propia energía vital!

Para quienes somos padres, comprender el balance de elementos de nuestros hijos, puede ser una gran herramienta para entenderlos mejor y ayudarlos a vivir desde chiquitos en su Elemento, ni hablar de lo poderoso que es entender esto para el adolescente que tiene que elegir una carrera con tan solo 17 años!

Los invito a reflexionar sobre este tema, hacer preguntas y comentarios, que aquí estamos para responder sus dudas y ampliar lo que sea de interés. También pueden escribir si quieren realizar su Carta Natal.
Y para aquellos que quieran profundizar, les sugiero además del libro de Ken Robinson El Elemento, el de Stephen Arroyo “Astrología, Psicología y los cuatro elementos”, un clásico de la astrología que vale la pena leer!.

En breve arrancamos los talleres vivenciales de Sol, Luna y Ascendente, en los que exploraremos a fondo este tema. No se los pierdan!!!

Me despido deseándoles a todos que lleguen a reencontrarse con su Elemento, ese lugar en el que nos sentimos plenamente nosotros mismos, centrados, conectados y llenos de vida.

Maria Lujan Brinzoni

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

  1. lorena

    Me gustaría recibir los post

    Responder
    • Alejandro Juroczko

      Lorena, ¿te suscribiste al newsletter desde la opcion en nuestra pagina?

      Responder
  2. Cynthia

    Muy interesante!!!

    Responder
  3. Desafiando pensamientos - Florecer del Alma

    […] que estás aqui, te invitamos a leer el articulo llamado Vivir desde tu elemento de este mismo […]

    Responder
  4. Fabiana

    La verdad que el tema es interesantísimo, y estoy viviendo hace muy poco una experiencia similar, desde que empece a encarar mi carrera hacia un objetivo con concreto. Yo soy odontologa, pero desde que me recibí no me sentía conectada ni apasionada por mi carrera, como yo veía que otros si, y eso me preocupaba. Hasta que un día hablando con una jefa mia en el servicio, ella me pregunto: que te gustaria hacer dentro de la odontología??? y ahí le comente que me gustaba periodoncia pero que yo sabia que no es muy redituable… y ella me dijo mira, si te gusta empeza a ver… y me mando hablar con una profesora que yo conocía de la facu, y es una capa en la materia; y la fui a ver y me ofrecio ir a la catedra para ver si me gustaba para en un futuro hacer la especialidad…. bueno me cambio la vida como profecional, no sabes como… es mas todos me ven tan diferente, que se piensan que estoy enamorada…hahahahaaaaa!!!!! porque ademas después de esto me ofrecieron un curso de implantes y me salio un trabajo mas en un consultorio, que hacia tiempo que buscaba, es como que se abrió un portal de posibilidades dentro de mi carrera que yo no podía ver…. Asique es real que nadar en el elemento te abre puertas que uno a veces no ve…. me intereso el tema …y me interesaría hacer mi carta natal… decime que te tengo que mandar de datos…. Gracias un beso enorme…

    Responder
    • María Luján

      Hola Fabiana! Muchísimas gracias por estar ahí, por leernos y por dejar tu comentario! Es interesante lo que mencionas acerca de que te ven como «enamorada»… Y en cierta forma así es! Cuando vivimos desde nuestro elemento, sentimos un enamoramiento profundo por la vida! Para hacer tu carta natal, y seguir conociéndote, los datos que se necesitan son Fecha de nacimiento, lugar de nacimiento, y hora, lo mas exacta posible (suele venir en la partida de nacimiento). Si estas interesada, no dudes en escribirme a mi mail, así coordinamos un encuentro! Te mando un abrazo, María Luján
      Mi mail es marialujanb@hotmail.com

      Responder

Deja tu comentario