Ayer estuve en una charla para padres dada por Matt Glober, un experto en cómo ayudar a nuestros niños a convertirse en escritores. La charla, aunque específica tuvo demasiados aprendizajes para mí que valen la pena compartir.

 

Cuando hablamos de aprendizaje no solo aplica a niños sino a todos nosotros cuando queremos lograr algo nuevo. Cuántas veces caemos en trampas autoimpuestas que nos impiden aprender, o lo hacemos, pero con un costo energético y de autoestima inmenso.

 

Yo definitivamente soy una de esas personas que ha sufrido para aprender ciertas cosas, como por ejemplo escribir, y principalmente porque me enseñaron de la manera tradicional:

Para hacerlo bien tienes que hacer así y hasta que no te salga no estará bien”… ¿perfeccionismo?

Era tanto es esfuerzo de pasar de cómo yo lo hacía a como era el estándar de excelencia (que variaba según la autoridad a cargo: maestro, padre…) que a veces me quedaba en camino o llegaba a lo mejor que podía triste porque no había alcanzado…

 

Para ilustrarlo mejor les comparto este cuento tan lindo de Peter Reynolds: CASI. Para quien entienda inglés les recomiendo verlo en el idioma original)

 

Aquí el niño se puso triste al recibir la crítica del hermano mayor y luego se empujó a sí mismo para hacerlo mejor, perfecto incluso, a tal punto que dejo algo que amaba: dibujar. Yo casi lloro en esa parte del libro, porque me pasó y a veces me sigue pasando. Cuando armo una charla o presentación, o mismo escribiendo el libro para padres, tuve ganas de abandonar… pero me sostuve y claro me conecté con gente que me apoyó de la manera que nos contaba Matt: aceptando las aproximaciones.

 

Aceptando aproximaciones se trata de valorar cada parte del proceso de aprendizaje y al que está llevándolo a cabo. Las personas, y más se ve en los niños pequeños, no hacemos las cosas “mal” o “no perfectas” `porque queremos, sino porque no nos ale, o aun no aprendimos como o tal vez ni sabemos que existe otra manera mejor.

 

Claro mejor o peor depende de quién lo evalúe, por ende, tengamos cuidado de no imponer a otros nuestros propios estándares. Me pregunto ahora: ¿cuál sería ese estándar de mi profesora de literatura a la que no le parecían tan buenos mis escritos? Me viene cierto resentimiento que dice: “Y ella, ¿que escribió? ¿Qué premio ganó?” y creo que ninguno, pero no importa, hoy puedo traer compasión, ella tenía sus estándares y así como los aplicaba para sus estudiantes seguro los aplicaba para ella misma, ¿quién sabe si no estaba restringiendo su propia capacidad de expresarse y publicar? Ojalá como yo ya lo haya superado, les deseo lo mejor y agradezco lo que aprendí.

 

Les resumo los tips claves que nos compartió Matt para favorecer el aprendizaje:

 

  • No empujemos o jalemos a quien está aprendiendo. Una planta no crece más rápido por jalarla sino por cómo cuidamos de su tierra y su ambiente. Cuando es con nosotros mismos, no nos presionemos y si lo hacemos traigamos la voz del amor que nos dice: estamos haciendo lo mejor que podemos y es suficiente.

 

  • Respondamos las preguntas de quien aprende con más preguntas o con guías sobre cómo encontrar las respuestas en vez de darla directamente. Esto corresponde con enseñemos a pescar en vez de dar el pescado. Recuerdo como mi editor con paciencia fue semana a semana dándome lineamientos de cómo escribir, organizando mis ideas, luego plasmándolas en borrador, luego llenando con ejemplos y fluyendo. Más adelante las guías eran preguntas, sugerencias o pedidos para ampliar una parte u otra. Con nuestros niños por ejemplo en vez de enseñarles cómo se escribe una palabra “bien”, enseñémosle una regla de gramática que aplique a más que esa palabra o ayudémosle a buscar ejemplos de lo que busca hacer para ver que podemos copiar.

 

  • Corregir no es enseñar sino limitar. Vayamos de a poco enseñándoles un mini paso por vez. ¡Que feo es recibir una hija toda corregida en rojo! ¿Les pasó? A mi sí. Ahora viendo como hacen los maestros de mis hijas veo grandeza de espíritu y maestros de gran corazón. Ellos no les corrigen todo, sino que evalúan lo que hicieron bien y eligen UNA cosa que podrían mejorar y les sugieren para la próxima incluirla y le muestran cómo. ¡Maravilloso!

 

 

Ahora para ti que estás leyendo:

  • ¿Qué quisieras aprender?
  • ¿Cómo puedes diseñar tu aprendizaje para contemplar estos tips?
    • si es a un hijo o ser amado a quien quieres ayudar a aprender, ¿qué vas a hacer distinto en base a lo que aprendiste con este post?

 

Te invito a qué hagas una promesa de al menos algo que harás distinto luego de leer este post y lo pongas en práctica.

 

Seguimos acompañándonos en crecer en conciencia.

 

Con amor y gratitud,

 

 

Denise Dziwak, trabaja como Life & Conscious Business Coach y es una conferencista inspiradora, acogedora, creativa, desafía el status quo y está totalmente comprometida con crear UNIDAD, PAZ y AMOR en el mundo. Para eso ayuda a otros a encontrar un camino de crecimiento en conciencia que les permita vivir vidas felices, plenos y llenos de sentido. Trabaja con una variedad de herramientas como terapia de niño interno (inner bonding), coaching ontológico y de la empresa consciente, PNL, meditación, Touch for Health para crear una conexión interior más fuerte y un aumento de la felicidad y bienestar.

Es fundadora y co-directora de Florecer del Alma, un espacio para Crecer en Para pedirle ayuda, escribe a denise@florecerdelalma.com.

Perfil de Denise Dziwak en  LINKED IN

 

 

 

 

 

 

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

  1. MARIA PELLIZA

    Denise,
    Ojalá que muchas personas lean tu artículo sobre valorar lo que la persona hace bien y alienten a todos los que tratamos de aprender, niños y adultos a ir avanzando de a pasos. La educación en Latinoamerica tiende a remarcar lo que el aprendiz no sabe, como si el hecho de no corregir abrumadoramente los errores, implicara que el profesor no los vió o no sabe lo que es la excelencia. El sistema americano o europeo lo hace de la manera que vos comentas y lleva a un sostenido entusiasmo por parte del alumno . COmo padres este es sin dudas el mejor camino. Gracias por tu artículo. abrazo.

    Responder
    • Denise Dziwak

      Maria, que lindo leer tu experiencia en el tema que es mucha con 4 hijos y 5 continentes vividos? (o 4?!) Yo estoy aprendiendo a criar aprendices y ayer la charla y el libro ISH me sirvio para eso y para aplicarlo a mi vida tambien! me toca ir cambiando la voz de ese critico interno por la del maestro que apoya, celebra e instruye poco a poco
      Cariños
      Denise

      Responder
  2. Alicia Iablonsky

    Muy buen articulo!!!a pesar de mi edad justamente tengo superar el vovler a escribir, siento que en ese sentido me rendi!!!muchas gracias!!!un beso

    Responder
    • Denise Dziwak

      Alicia, gracias por tu comentario. espero que pueda re abrir la puerta a lo que quieras hacer aceptando que iras aprendiendo poco a poco y cada paso es valioso en si mismo no porque se acerca a la perfeccion pero porque lo diste!
      Cariños
      Denise

      Responder

Deja tu comentario