Hoy celebramos el “Día Internacional de la mujer” y quisiera dedicar un momento para que reflexionemos sobre su significado para todos nosotros, tanto hombres como mujeres.

Lo primero que pienso es, “habrá un día internacional del hombre”? Y no lo hay, por ende hemos decidido como sociedad “separar” a la mujer o distinguirla por algún motivo particular. Seguramente lo necesitamos como sociedad, hacerle o darle un espacio a la mujer…veamos por qué….y PARA QUE.

Mujeres nacidas en los últimos 100 años hemos visto muchas transformaciones en el mundo externo, en los ideales, creencias y cultura. Y HOY celebramos que la mujer ya no está en el mismo lugar y aún debemos “prestar atención” y enfocarnos para no perdernos de vista adonde queremos estar.

Mi abuela, nacida en el primer cuarto de siglo XX, se paraba con una escoba en la calle a ver pasar los autos, no tenía aspiraciones más allá de su casa, o no las comunicaba, y la mayor parte de su sabiduría la trasmitió con gestos amorosos a sus nietos, lo cual agradezco en el alma. ¿Fue suficiente para cambiar el mundo? Y, aquí estoy, sintiendo su abrazo acogedor que nunca me suelta, así que en parte lo cambio, porque a mí me trasformó. Digamos que sí, fue suficiente o lo que fue posible, para ese momento en la historia.

Mi mamá nacida en la post guerra (“baby boomer”), en pleno auge feminista de los ´50-´60 “luchó” por su espacio en el mundo fuera de la casa y lo consiguió: estudió, trabajó, llevó adelante una casa, hijos, a veces siendo la super mujer, en parte preocupada por perder su ganada libertad. Esa preocupación era tan válida para ella, porque había luchado mucho no sólo en realizar sus sueños sino también en decirle “no es así” a todos los que le habían dicho que ella no podría… por ser mujer.

Luego nací yo, que gracias a que mi mamá espero bastante, me salteé la generación X y nací en los comienzos de la generación Y (también llamados Milennials). Ya no necesitamos luchar, no queremos conseguir tanto algo externo (como si quieren aun los Gen X), estamos mucho más enfocados en “vivir bien”, en armonía dentro nuestro y con lo que nos rodea. Nos preocupa el mundo, la sociedad y la cultura, queremos libertad, aceptación, amor, paz y FLUIR sin tantas preocupaciones por el qué dirán o el status quo.

No necesitamos LUCHAR contra el estatus quo porque podemos caminar a su lado, saludarlo y decirle “no gracias, ya tengo un camino en el que me siento genial, de corazón te lo agradezco pero me interesa otra cosa…”

¿Qué lugar ocupa la mujer HOY?

Somos libres, podemos estudiar, trabajar, formar familias, viajar, hacer deportes (incluso de alto rendimiento), lanzarnos en aventuras físicas e intelectuales, crear comunidades basadas en el amor y el respeto, y tanto más.

Aún tenemos muchos paradigmas que sobrellevar, como darle un espacio REAL en el mundo laboral y profesional, ¡no como un “hombre diferente”, sino como mujer! Cada vez que veo una revista de negocios y veo una mujer vestida de “hombre”, pienso en la generación de mi mamá y quiero GRITAR “mujeres, hermanas, amigas, no hace falta eso, podemos ser nosotras, tenemos un GRAN valor que aportar y sólo desde nuestra forma de ser podremos hacerlo, no copiando a otro”.

Aún perdura la creencia que el mundo de los negocios como algo que sólo busca la ganancia y lo asociamos a lo masculino. Las mujeres necesitamos SENTIRNOS y FORMAR PARTE de ese mundo para traer otra mirada.

No se trata solamente de ganancias, eso es sólo una consecuencia de hacer lo que realmente importa: darle al mundo mejores propuestas, mas conscientes y acordes a lo que el mundo necesita. Y la forma de dárselos también tiene que ser consciente o nos perdemos en el camino. No es sólo sobre lo que producimos, comercializamos ofrecemos o vendemos, es sobre COMO lo hacemos. Tiene que ser integro, honesto, centrado en la persona a la cual SERVIMOS. Podemos traer esa cualidad de nuestras abuelas, del SERVICIO, y ponerla en los negocios, para servir al mundo, para darle algo que necesita.

La mujeres necesitamos (porque es natural en nosotras no por obligación) traer al mundo, dar vida, crear: AMOR, PAZ; CONEXIÓN, COMPRESIÓN, PAZ, UNIDAD, ALEGRíA, PODER, VULNERABILIDAD…. Y tantas cosas más.

dia-de-la-mujer_008

Mujer que estás leyendo esto quiero que te preguntes: ¿Qué cualidad traigo al mundo? Y ese tiene que ser TU camino, no lo olvides. No importa lo que te digan que sirve o no sirve, solo podrás valorarte en función de dejarte SER quien eres.

Hombre que estás leyendo esto: ¿quién es la mujer para mí? ¿Cómo puedo aprender de la mujer y cómo puedo darle su lugar?

Los dejo con un FELIZ DIA de la Mujer. Creemos un espacio para las mujeres, para las cualidades femeninas que tanto necesitamos para evolucionar en el sentido de la paz, el amor y la unidad.

Nacemos y crecemos gracias a esta energía femenina, no la desechemos en ningún ámbito y maximicemos su impacto. Protejamos la vulnerabilidad porque de ahí sale la fuerza real, la fuerza del amor.

Con amor y gratitud,
Denise

DSC_1560Denise Dziwak, trabaja como Life & Spiritual coach, utilizando las herramientas del coaching, la meditación y el touch for health para lograr una mayor conexión interior (inner bonding) y ayudarte a crecer en bienestar y felicidad. Pueden ver su perfil y pedir una sesión con ella en AQUÍ.

Si quieres trabajar temas personales para habilitarte a vivir con mayor plenitud y conciencia no dudes en pedirnos una sesión individual para que te acompañemos.

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

  1. Maria Pelliza

    Muy bueno Denise! no dejaste nada por decir! Me encantó!!!

    Responder
    • Denise

      Gracias María, me quede pensando si no había sido un poco «dura» con mi abuela, pero creo que no, que me dio algo invaluable que va más allá de los logros materiales o concretos y que sigue siendo clave para mi vida… Las mujeres tenemos mucho para dar, no siempre es visto o valorado y conlleva años y mucha autoestima poder estar en paz con todo eso que damos y no se ve…. Lo dejo para otro post… 🙂 comentarios bienvenidos !

      Responder
  2. Nena

    Me encanta leer tu blog. Me hace reflexionar sobre mis experiencias vividas y transportarme al pasado cuando contaba día a día con el ejemplo de mujeres que son lugar a dudas formaron mi personalidad.
    Gracias por compartir estas palabras.

    Responder
    • Denise Dziwak

      Nena que lindas palabras y cuanto me hacen re valorar la red de mujeres sabias que me rodearon y siguen rodeando como tu! Todas aprendemos juntas . Creo firmemente que el éxito de una es el de todas…. Si una de nosotras aprende a amar todas sentimos amor ! Gracias x compartir el camino

      Responder

Deja tu comentario