Todos los días escucho a madres diciendole a sus hijos que pidan perdón por algo que hicieron mal, en especial en relación a un otro, lo cual me llevó a preguntarme: ¿por casa como andamos? Cuantas veces admitimos lo que hacemos mal, nuestras equivocaciones, y pedimos perdón en ese mismo momento. A mí me llevo un tiempo darme cuenta que no hay forma que yo le enseñe algo a mi hija si no es con mi mismo ejemplo.

Como sostienen los psicólogos*, los niños se comportan según la forma de actuar de sus padres. Hay al menos 4 fuentes de comportamientos posibles: 1)  lo que papa y mama hacen conmigo, 2) lo que papa y mama hacen con ellos mismos (como se tratan a si mismos), 3) lo que papa y mama hacen entre ellos (como se tratan entre si), o 4) lo que hacen con mis hermanos. Por eso si yo le digo que cada vez que discute con otro nene o se pelea por algún motivo pida perdón, pero yo no lo hago con mi hija o con mi marido, es hablar «de la boca para afuera» y no servirá de nada. Es posible que lo tenga decir mil veces y aun así no llegue a plasmarse en su comportamiento.

Nuestros hijos son sumamente valiosos, y cuando les dejamos ver nuestra propia vulnerabilidad desde el asumir nuestros errores, no solo les damos un ejemplo de humildad, sino que estamos diciendo «te respeto, te amo y sos tan valioso que mereces la verdad». Cuando hablo de verdad, me refiero a no ocultar nuestras «miserias» (lo que no nos gusta de nosotros), porque tarde o temprano ellos tendran la capacidad de traerlo de ese lugar oculto y mostrarnoslo una y otra vez.

El camino del aprendizaje en el amor, porque para mi eso es la maternidad, nos da la posibilidad de equivocarnos y capitalizar esos errores. Aprovechemos también para ser modelos de aprendices para nuestros hijos, para que ellos también puedan asumir sus aprendizajes con amor y humildad sabiendose amados a cada paso del camino.

Nos invito a aprovechar esta oportunidad para seguir aprendiendo juntos a nuestros hijos.

Me encantaria poder postear sus propias experiencias, preguntas, reflexiones, asi que ya saben, ESCRIBAN  y serán escuchados 🙂

Den

*M.Paul «Do I have to give up myself to be loved by my kids?»; L. Gutman «Crianza»

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

Deja tu comentario