Si algo es sabido en este mundo, es que los seres humanos siempre queremos sentirnos bien, muy bien, salvo alguna excepción que, hasta el día de la fecha, no he conocido.

Solo tenemos que prestar atención a nuestra conversación interna, para darnos cuenta que hablamos en términos de:

  • Quiero sentirme bien.
  • Quisiera ganar mas dinero.
  • Tengo que bajar de peso.
  • Lo mejor que me podría pasar es tener un trabajo con mejores condiciones.
  • No sé bien lo que necesito pero mi vida no está del todo bien, etc.

 

En esos ejemplos, podemos encontrar que le damos el poder a las cosas externas, o bien hay ambigüedad en los pedidos, deseos y esperas.

Si cada lector/a de este artículo se toma un instante para escucharse,  lo que probablemente surge son muchos “tengo que” para lograr los objetivos, con un peso de auto-exigencia que, en muchos casos, termina haciendo que no hagamos nada porque nos da “mucho trabajo lograr los objetivos”.

También es posible darse cuenta que no hay objetivos a largo plazo, de vida, sino mas bien elementos mas sueltos y que no siguen una línea guía de bienestar.

Ya estarás dándote cuenta que mientras no haya objetivos a largo plazo, y no generes hábitos y conductas que te lleven hacia el bienestar, lo que hagas llevará “trabajo”. Eso último es algo natural del cerebro humano, donde las neurociencias nos explican que se forman huellas a partir del pensamiento reiterado, y siempre vamos a actuar desde el mismo lugar.

 

El desafío

El desafío de hoy día es generar hábitos que nos conduzcan a una vida saludable y de bienestar, y la idea es hacerlo con el foco puesto en otro lugar , con objetivos a largo plazo.

Para llevar adelante cambios hacia la vida que queremos tener, propongo las siguientes ideas:

 

Los objetivos a largo plazo

¿Qué es un faro?. Básicamente pensalo como una torre alta situada en las costas y puertos que emite una luz potente a intervalos para orientar de noche a los navegantes.

Para nuestro caso, llamo faros a los objetivos a largo plazo que te guían hacia donde sí quieras ir. Este punto es interesante porque muchas veces te pones en mente aquello que querés evitar, pero el cerebro no reconoce el “no” y esto motiva que de una u otra manera, logres lo que estés evitando.

Podes elegir por ejemplo: salud, independencia, abundancia, alegría, etc. La pregunta que trae estos -faros- a tu vida es…

¿Qué quiero que haya en mi vida?

Elegir 3 es un buen numero, para no volvernos locos mas tarde. Podrás notar que estos objetivos-faros son ambiguos, poco definidos, pero en realidad verás que con la pregunta del punto siguiente, el objetivo ambiguo te va a mantener encuadrado dentro de lo que sí querés.  Estos objetivos parecen muy amplios pero si lo pensás un instante, verás que pueden ser bien específicos al mismo tiempo.

 

¿Mas cerca o mas lejos?

Cada acción que llevas adelante en tu vida, te lleva hacia algún lugar, y ésta es la segunda pauta para tu vida de bienestar.

Si por ejemplo uno de tus objetivos es “salud” (que haya salud en tu vida), entonces al momento de estar en una comida la pregunta ¿Comer esto me acerca o me aleja de buena salud?. La respuesta será contundente, o te acerca, o te aleja.  Al momento de ir o no al gimnasio, la pregunta es la misma ¿Faltar al gimnasio me acerca o me aleja de la buena salud?.  Parece simple y no lo es. Parece complicado y tampoco lo es.

La clave aquí es que en lugar de pensar en “tengo que….  hacer esto o aquello” e imponerlo como una meta hacia adelante, cambias el pensamiento a una pregunta …

¿Esto que hago en este momento me acerca  o me aleja de aquello que yo quiero que haya en mi vida?

… poniéndote en el presente y en el poder de estar eligiendo ya mismo lo que quiero para tu vida.

 

Resumen

  • Objetivos a largo plazo que nos sirven de faro.
  • Elegir en tiempo real, lo que me acerca a los objetivos que quiero que a la larga se cumplan. ¿Esto que hago me acerca o me aleja de lo que quiero?

 

Como digo siempre…

Nada mas lindo que descubrir que tenemos el poder de elegir y de construir la vida que queremos para nosotros.

 

Alejandro Juroczko
Crecimiento y transformación consciente
@alejuro

 

Alejandro JuroczkoAlejandro Juroczko ayuda a otras personas a conectarse con su propio crecimiento y evolución consciente, a través del Counseling & Coaching Ontológico integrando recursos como Focusing y niño interno.

Es co-director de Florecer del Alma, un espacio para Crecer en Conciencia. Para recibir su ayuda, escribe a alejandro@florecerdelalma.com

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

Deja tu comentario