Si estás leyendo es porque algo de esta pregunta (o desafío) resonó en ti.

Parte de ti responderá desmereciendo la pregunta: “Obvio que sí. Todo lo que hago es parte de mi camino, ¿o no? ¡Qué pregunta … (adjetivo calificativo de tu agrado)!“.

Otra parte tuya tal vez empiece a cuestionar: “¿A qué te refieres con mi camino? ¿Será que estoy haciendo, siendo lo que quiero o estoy siguiendo el camino de otros creyendo que es el mío?”.

 

La razón por la que te escribo es justamente para incitar a cuestionarte (y cuestionarme) cuánto de lo que eres y haces a diario sale de la plena conexión con quien eres, o mejor dicho: quien quieres ser, y cuánto es consecuencia del “piloto automático” en el que muchos viven.

 

 

Cuando te pregunto si estás listo presupongo lo siguiente:

1) TU camino es algo propio y único que TU solamente estás capacitado para crear (y re crear tantas veces quieres)

 

2) Que sólo TU puedes elegir y por ende eres responsable de CÓMO quieres caminarlo a cada paso. Podrás diseñar el rumbo y algunas estrategias, pero mucho surgirá que no depende de ti, así que tendrás elecciones que hacer a cada paso según lo que vaya aconteciendo.

 

3) Decidir caminar TU camino implica dejar de caminar el de otro/s y eso conlleva un duelo o pérdida que o asumes o te paralizas (dejas de crecer y evolucionar). La parálisis no es literal, puedes seguir viviendo en el camino de otro, pero no será un camino de plenitud ni crecimiento, sino más bien un letargo en el que te mueves como sonámbulo viviendo sin realmente vivir. ¡Despertar es dejar de dormir! Y a algunos nos cuesta más que a otros.

4) Caminar requiere un acto de voluntad, esfuerzo y estar abierto a aprender lo que no sabemos. No caminamos a menos que nos lo planteemos, y requiere que nos pongamos en marcha usemos nuestra mente y cuerpo (y alma) para lograr lo que queremos. Es ese fuego y pasión interior lo que nos pone en marcha. Y cuando no logremos lo que queremos es la apertura a aprender lo que nos dejará ver qué nos detiene o desvía y nos permitirá aprender lo que aún no sabemos para corregir nuestro rumbo y seguir adelante.

 

 

Con esta “entrada en calor” estás listo para responder la pregunta, para lo cual te voy a ir guiando para que puedas responderla. Como toda guía puede serte útil en un comienzo, en parte o en todo tu camino, así que estate abierto a innovar y seguir TU propio camino incluso AQUÍ mismo.

 

PASO 1: Chequear si tu camino es el TUYO, el que quieres, sueñas y amas más que nada en la vida.

 

Imagina que estás en la puerta del cine eligiendo que película vas a mirar. La cartelera muestra muchas películas, cada una de ellas es la vida de diferentes personas, entre las cuales está la tuya. ¿Elegirías pasar a ver TU película? ¿O te atrae más la de otro/a? En tu imaginario, qué o cual te atrajo y por qué. Juega un poco, puede ser que te tomes un momento en decidir antes de entrar.

 

En mi caso me imaginé que había otra vida de una mujer aventurera, solitaria que viaja por el mundo viviendo con

Photo by Dan Gold on Unsplash

diferentes personas, aprendiendo, enseñando, escalando montañas, meditando, tomando el sol en un playa con delfines, conectando con grupos de amigos de todas las nacionalidades, jugando con grupos de niños, haciendo el amor como si o hubiera mañana, volviendo a la ciudad para dar charlas de lo que es vivir… uff ya se empiea a parecer a la mía, pero que me atrajo de ESA película? La sensación de libertad, movimiento… y cuando la imagoiné me faltaba algo, conexiones ,ás intimas, un compañero quizás, unos hijos, … NO, definitivamente me quedo con la mía.

 

¿Entonces quiero ver MI película? Sí, y también quiero EDITARLA y recrearla para agregarlo algo de aventura y movimiento como la que me atrajo. Es bastante interesante que en la película que me atraía la mujer no cargaba más que con una pequeña mochila, iba vestida de mochilera, ropas gastadas, con polvo, y nada le pesaba. Tal vez tenga un par de cosas a cambiar para lograr esa liviandad.

 

¿TU camino es el que quieres vivir? ¿Qué le falta, qué le sobra, que quisieras EDITAR para hacerlo realmente atractivo para ti?

 

PASO 2: ¿En qué va a cambiar el mundo por qué tu camino exista?

 

Esta pregunta, más existencial no puede faltar, al menos en un post escrito por mí.

No hay paso sin huella y no hay huella que no produzca un cambio en el entorno.

Photo by Dino Reichmuth on Unsplash

 

La clásica manera de resolver esto es subiéndonos a la máquina del tiempo y poniendo en DESTINO: día de NUESTRA MUERTE. Allí estamos, invisibles a otros, mirando todo lo que ocurre. Chequeemos donde estamos físicamente, que sonidos hay, se escucha alguna música, algunas personas hablando, o la naturaleza… Quienes están? Conocidos o desconocidos. Acerquemonos a ver que dicen, hacen. Que están diciendo y haciendo?

 

En el mío, todo fue muy surrealista, me encontraba en un bosque (¡¡¡¿pero si yo quería mis cenizas esparcidas en mar?!!! Dejémoslo fluir…), se escuchaban pájaros, el sonido del viento, mi cuerpo estaba en una pira por arder o ya ardiendo (no logré ver eso). Había gente sentada como meditando, algunos cantaban algo, sonaba a cantos chamanes, tribales de algún tipo. Me estaban despidiendo, agradeciendo y abriendo el paso para que mi alma siga su rumbo. Desde la pira emanaba una luz muy potente, algunos se acercaban para ser tocados por esa luz y parte mía se quedaba en ellos. A la vez veía que haía millones de personas, que había sido tocadas por esa luz, hilos ínfimos que veía como en sus cuerpos centellear. Cada persona había recibido algo de mí y había hecho un pacto. Eran pactos de vida, de transformación, de aprendizaje de impacto en sus comunidades. Había lideres de diferentes comunidades, creadores de grupos de paz de conciencia, de unidad que estaban transformando este mundo en ese que siempre supe que podía ser. Mi trabajo estaba hecho, había inspirado, enseñado, vivido a pleno. Estaban mis seres queridos más cercanos, felices, sabiendo que yo estaría así: FELIZ de haber transitado esta vida. Lloraban porque ya no estarían físicamente conmigo pero con certeza que yo me quedaba en ellos por siempre, en las vivencias compartidas, en el amor que nos unió y seguirá uniendo. Mi muerte es un destino apacible, feliz, de mucha gratitud.

 

Te llevé por MI muerte, ¿y la tuya, valió la pena? ¿Qué dejarás en este camino que TU estás construyendo y caminando paso a paso?

 

PASO 3: En el PRESENTE decidir qué cambiarás para vivir con pasión y sentido; y comprometerte a hacerlo.

 

Descubriste qué le faltaba o sobraba a TU camino para que sea el que deseas vivir. También vimos como sería una camino que deje un cambio positivo en el mundo.

Ahora queda lo más importante: HACER LOS CAMBIOS que CREEN EL CAMINO QUE QUEREMOS VIVIR.

 

No hay peor reflexión o aprendizaje (si se puede siquiera llamar así) que la que no conlleva una acción basada en la misma porque una vez que te das cuenta, sería mentirte o hacerte el … (adjetivo calificativo) no hacer algo al respecto.

 

Así que decide:

¿Qué necesitas cambiar en tu vida para hacer que sea TU camino?

 

Tal vez es dejar algunas ideas de lo que tienes que ser o hacer. Tal vez como yo, necesites alivianarte de ciertas rigidices y fluir más, o animarte más. O tal vez te sirva para valorar ciertas cosas que amas y te apasionan.

¿Qué prometes que harás?

 

Sé específico: ¿qué acciones tomarás para cambiar lo que quieres?

¿A quién puedes pedirle ayuda para esto, quien crees que te apoyaría y ayudaría a hacer los cambios que necesitas?

Photo by Ian Schneider on Unsplash

Necesitas decir qué, cuándo y cómo sabrás que habrás hecho los cambios.

 

Mi cambio será viajar más, animarme sin pensarlo tanto y le pediré ayuda a mi esposo, mi gran compañero de ruta para que me recuerde que los obstáculos están dentro mío y no fuera. Lo haré YA volviendo de este viaje ya poniéndole fecha al próximo!

 

Algunos cambios son más difíciles, implican aceptar que a algunas personas cercanas a nosotros tal vez no estén de acuerdo con nuestros cambios. Tal vez no los acepten e incluso se alejen de nosotros por esto. Es duro, lo sé, pero vale la pena: es TU camino, nadie más que TU decide. O emprendes el cambio o te quedas esclavo de que otros te acepten. Además lo que tienes que saber es que aunque pierdas algunas relaciones por el camino, vendrán tras nuevas, aquellas que les atraiga más este ser que eres en tu camino nuevo. Y será mucho más divertido compartir el camino con quien está en tu misma frecuencia.

 

Aquí yo tengo varios, pero empiezo con uno sencillo: vestirme como me gusta y me siento cómoda aún en los ambientes “formales” de trabajo sin tanto pensar en que dirán o si seré “creíble” si voy un poco menos formal 🙂 Próximo taller de coaching Feb 20 así lo haré y me lo recordaré intentando hacer yoga con mi vestimenta: si no puedo, o me incomoda ¡no es la adecuada!

Me retiro por ahora deseándote que ELIJAS con LIBERTAD, AMOR y CONCIENCIA CREAR el camino de tu vida que va a darte a ti y al mundo eso que tanto anhelas.

 

Me encantaría saber que decidiste, escríbeme para contarme.

 

Con amor y gratitud

 

Denise Dziwak

 

Denise Dziwak, trabaja como Life & Conscious Business Coach y es una conferencista inspiradora, acogedora, creativa, desafía el status quo y está totalmente comprometida con crear UNIDAD, PAZ y AMOR en el mundo. Para eso ayuda a otros a encontrar un camino de crecimiento en conciencia que les permita florecer en sus vidas: felices, plenos y llenos de sentido. Trabaja con una variedad de herramientas como terapia de niño interno (inner bonding), coaching ontológico y de la empresa consciente, PNL, meditación, Touch for Health para crear una conexión interior más fuerte y un aumento de la felicidad y bienestar.

Es fundadora y co-directora de Florecer del Alma, un espacio para Crecer en Para pedirle ayuda, escribe a denise@florecerdelalma.com.

Perfil de Denise Dziwak en  LINKED IN

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

  1. Felicia Alvarado

    exelente informacion.

    Responder
    • Felicia Alvarado

      soy abogada. pronto me jubilare y estoy pensando en abrir una oficina de asesoria juridica y poner un negocio. esto ultimo es lo que me encanta. pero tambien me encantan sus talleres.

      Responder

Deja tu comentario