El Sábado recibí un comentario de un amigo que me sorprendió: “me sentí excluido como padre del blog y aunque me interesó leerlo como decía Madres y Maternidad no sentí que incluyera a los padres”.

Voy a ser transparente y contarles lo que pasó en mi interior al escuchar esto: “¡Sorpresa! ¡wow! alguien me leyo!. ¡Que bueno! Alegría. Y fue un hombre.. mejor…y…se sintió excluido! Todo mal soy un desastre…Tristeza” jaja así de fácil mi autoestima fue de 100% a 0%…Pero me doy crédito y esto es lo que siguió en mi interior: “Bien, tengo aun camino por recorrer…Paz…y el aprendizaje mejor acompañarlo con amor…más paz…así que adelante y ahonda en tu corazón…entusiasmo” Fueron segundos y sentí paz,  amor y entusiasmo por esta oportunidad para encarar este grandísimo e importante tema: ¿Que sea para Madres excluye a los Padres? ¿Los considero menos importantes a los padres? Respuesta inmediata: NO, de ninguna manera.

Yo solo puedo hablar desde mi ser madre porque es lo que soy y lo que vengo a aprender en esta vida, sin embargo honro y agradezco el rol del padre en la vida misma. Tengo la creencia que la madre contiene, mima, nutre, escucha y hace sentir al niño amado y sostenido por ese amor. El padre, a la vez, escucha, sostiene, guia, da confianza, fe, poder, haciendo que el niño pueda avanzar en el camino de la vida, plantearse un norte y caminarlo seguro que si puede. He llegado a una teoría personal, tal vez alguien ya la haya explicado, y si es así será porque ambos obtuvimos la sabiduría del mismo Lugar (miro al cielo al decirlo…): “El niño obtiene su confianza básica de la relación con la madre para luego poder ser en el mundo gracias a su relación con su padre”. ¿A ver como es eso?

La confianza básica viene de saber que siempre tendrá el amor que necesita para vivir. Mamá lo nutrió, lo sostuvo y lo cuidó desde que nació y no se separo de él hasta que él estuvo listo para separarse. En ese momento, que es entre los 18 y 36 meses (o más ya que cada niño es único), apareció la necesidad de alguien más. Alguien que lo ayudara a separarse de mamá, porque si mamá le daba todo, ¿ para qué alejarse? Papa ayuda con esto, a mostrarle que se puede estar lejos de mamá y seguir siendo quien es, seguir teniendo su mirada, su amor, pero también sabiéndose listo para la aventura, para el riesgo. Puede asumir más riesgo porque hay alguien que lo cuida y protege ante el peligro de lo nuevo. Papá lo ayuda a experimentar y conocer el mundo del cual la madre lo protegió hasta entonces.

Puede sonar simplista mi teoria y no pretendo que sea LA verdad, pero yo aprendí que el rol del padre el clave en la vida del niño. Desde  mi propia experiencia como niña, fue de papá que obtuve ese sentido de visión, ese empuje, seguridad y el creer que podría lograr lo que me propusiera no importaba que tan dificil fuera el camino y saberme protegida durante el mismo. También desde mi experiencia de madre, sentí que fue el padre, y mi compañero de vida, quien me ayudó a crear un mundo material concreto en el que yo podía expandirme y ser madre sin apuros. Fue el papá el que desde el comienzo puso límites al mundo cuando necesite estar fusionada con mis bebes, y quien sostuvo todo lo externo para que yo pudiera enfocarme en lo interno, en lo que no tenia palabras, ni logros, ni tiempos… El mundo que el padre construye posibilita que la madre tenga un espacio para vivir su relacion con su hijo con la calidad que ese vínculo merece.

Tanto como hija y madre experimenté la importancia del rol del padre en mi vida y la de mis hijas. Hoy creo que cada madre merece un padre que la ayude a construir ese mundo donde pueda ser libre para elegir ser la madre que quiere ser y que se sienta amada y protegida en este rol tan importante para el mundo. Si no protegemos a las madres, y su rol,  no hay futuro posible.

Así que.. ¡Padres Bienvenidos! Y a opinar, me encanta que me hagan ahondar en mi interior y poder encontrarme con la sabiduría del amor que vive en cada uno de nosotros.

Con amor,

Den

 

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

  1. Osvaldo Lacal

    El poder de las palabras:
    Más allá de la euforia y el sinsabor de saberte leída por los que nos sentimos excluidos del blog, déjame decirte que te sigo con mucho entusiasmo desde hace unos días. Solo que no me permití opinar hasta hoy ser padre y no madre. Sin embargo no me sentí excluido en verdad, solo que me daba cierta vergüenza escribir compartir mis experiencias de vida sin ser madre. No sea cosa que me traten de meterte.
    Qué bueno verte el sábado y que esplendorosa bienvenida al blog para los señores padres!!!!
    Como padre de Federico de casi 14 años y Santiago de año y medio, tengo mucho aun que aprender y mucho para compartir. A partir de ahora trataré humildemente de compartir mis vivencias y aprendizajes desde mi rol de padre.
    Felicitaciones Denise por esta incursión al mundo de las bloggeras
    http://mujeresconstruyendo.com/slideshow/quien-es-una-bloguera
    Ova

    Responder

Deja tu comentario