El tema de la Meditación siempre dá que hablar. Cuando menciono el tema como recomendación para práctica personal por ejemplo, y menciono la palabra “meditar”, la gente en su gran mayoría me manifiesta confusión al respecto. “Que si hago esto, o aquello”, “no siento nada”, “no -veo- nada”, “¿y para que haría algo que no me hace sentir nada, ni veo colores”, y así podría seguir nombrando comentarios toda la tarde.

Pues bien, aquí me propongo compartir mi punto de vista, basado en mi práctica personal desde hace mucho tiempo, como también de haber explorado mucho material al respecto.

Cuando hablo de meditar, lo primero que hago es separar la idea entre: “meditar” y “meditar sobre algo”. En este artículo solo me refiero a “meditar”.

 

La Meditación
La definición que brinda Wikipedia, donde dice que “La meditación describe la práctica de un estado de atención concentrada en una deidad, objeto externo, pensamiento, la propia conciencia, o el propio estado de concentración. La meditación es un componente de diversas religiones o doctrinas filosóficas. Es usada también con propósitos intelectuales o de salud.”

 

Mantener el foco
Des-identificarme de los pensamientos es uno de los temas que quiero comentar. Si bien el flujo de pensamiento sigue hasta el día de nuestra muerte, y no podemos detenerlo, lo que sí podemos lograr es no “engancharnos” con esos pensamientos, desconcentrarnos de ellos para concentrarnos en nuestro propósito de que esa Luz llegue a nosotros con más facilidad.

En mi caso, la ayuda que utilizo para estar -concentrado- en mi objetivo (que la Luz ingrese), es que al inhalar, visualizo la palabra “Om” o “Yo Soy”, o “Dios” ingresando por mi tercer ojo (centro energético ubicado entre ambos ojos en el centro de la cabeza coincidente con la glándula pineal). Esto es lo que yo hago para impedir que mi mente se enganche con los pensamientos. ¿Lo logro al 100%?, no siempre. Muchas veces cuando me doy cuenta, estoy pensando en algo que pasó ayer, o lo que tengo que hacer después. Lo que me ayuda a volver es visualizar alguna de esas palabras.

 

Ingreso de Luz
Mi objetivo principal al momento de -sentarme a meditar- es poder conectarme con Dios. Con esto me refiero ni más ni menos que permitir que su Luz o Energía ingrese a mí.

Alguien podrá decirme que si eso no estuviera sucediendo ahora mismo, tal vez no estaríamos vivos. Este tema no lo voy a discutir. Mi punto es que: el hecho de hacer la elección de sentarme a conectarme con su Luz, tener la intención de permitirlo y hacerlo, adoptar cierta postura corporal (espalda en vertical), y el des-identificarme con el flujo de pensamientos, facilita en cantidad y calidad el contacto con esa Luz. ((En el artículo “Meditar: empezá ya” están explicadas con absoluta claridad, pautas y pasos que nos llevan a este estado de concentración))
Esa Luz es la que sana, organiza, relaja, restaura e ilumina mis cuerpos inferiores: físico, mental, emocional y etérico.

 

¿Se puede poner “foco” sobre algo en particular?
Entiendo que sí. En mi caso particular, dedico 1 meditación diaria de 15 minutos solamente invocando a la Luz para que ingrese a mis 4 cuerpos inferiores.
Independientemente de ello, si por ejemplo estoy en una situación en la que necesito claridad, puedo dedicar otra meditación de 15 minutos, en otro momento del día, invocando a esa Luz para que ingrese en mí y me ilumine o ayude en esa situación.
En resumen
Desde mi punto de vista, la meditación es el momento en que me dispongo a conectarme conscientemente (o lo mas conscientemente posible) con la Luz. La idea es sostener la concentración y creencia en que ello sucede. Para sostener la concentración en ello, utilizo un mantra (palabra o frase) con la respiración. Puedo pedir que esa Luz se ocupe de mí, o bien que ilumine para algo en particular. Esa Luz por sí sola es la que actúa sobre mí.

Finalmente, recordemos el hecho que sostener en el tiempo esta práctica de meditar, trae beneficios, que son comprobables hoy en día desde la ciencia, en pos del bienestar y la sanación.

Muchas gracias por pasar por aquí.
Te invitamos a leer otros articulos del blog, dando clic aqui.

Alejandro Juroczko
@alejuro

Alejandro Juroczko trabaja como Facilitador de Cambio y Crecimiento, a través de las herramientas del Counseling, el Focusing, la Gestalt y el touch for healh. Para ver su perfil y pedir una sesion hágalo AQUI

Si quieres trabajar temas personales para habilitarte a vivir con mayor plenitud y conciencia no dudes en pedirnos una sesión individual  para que te acompañemos.
.

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

Deja tu comentario