No hay persona que no se haya cuestionado sobre su muerte, y asociado con este cuestionamiento viene de visita el MIEDO a la misma. El miedo no es sólo por no saber que pasará luego, ya sea con el que muere o con los que quedan vivos, también esta el no poder saber ni controlar el cuándo ni cómo moriremos.

Aunque he buscado en mi vida una y otra vez cuándo sentí ese miedo, no lo encontré, salvo en sueños. Porque incluso cuando estuve cerca, y recuerdo 2 veces claramente: una perdida en una montaña a los 19 anos y otra en el trabajo de parto de mi hija Sofia, no sentí miedo, tenía una profunda paz interior y fé que todo estaría bien pasara lo que pasara. Tal vez estaba en shock y no podía sentir ni el miedo, quien sabe…

Cuestión que en sueños sí lo sentí y quiero contarles a ver si esto reaviva sus propias memorias. Hubieron dos sueños recurrentes de la infancia y de la adolescencia que a modo de pesadilla volvían a asustarme y querer que despertara. A eso de los 3-4 años soñaba que indios venían a mi cuarto y me tiraban flechas desde la puerta, lo loco es que no entraban, solo me tiraban desde allí. No tan loco (para mis psicólogos amigos…) es que me despertaba sobresaltada y veía a mi mamá entrar a darle de comer a mi hermanita bebé que debía tener a lo sumo 6 meses. Recuerdo la luz entrando, a mamá entrando al cuarto y yendo a la cuna a buscar a mi hermanita. Yo no la llamaba ni pedía nada, sólo cerraba los ojos y volvía a dormir. Luego en la adolescencia me perseguían y siempre llegábamos a lo mismo: alguien me apuntaba con un arma a la frente y me disparaba. Lo más notorio de ese sueño era que yo seguía sintiendo luego del disparo, no entendía cómo podía ser, ahí entraba en conciencia despertaba queriendo dormirme para ver cómo era “estar muerta”. Recientemente volví a tener este tipos de sueños, donde me perseguían para matarme, yo les robaba el arma y los mataba a los persecutores. Sólo que cuando yo disparaba las balas eran ínfimas y nunca los terminaban de matar, hasta agarraba un cuchillo para terminar el trabajo y ni así. Una de las persecutoras me miraba con una sonrisa dulce en la “cuasi muerte” y me decía algo así como “no es posible”. Luego de dejar a los muertos seguía mi vida y otra vez, alguien me perseguía para matarme yo escapaba primero luego lo enfrentaba y mataba para darme cuenta que ni se moría por completo y que la historia seguiría ad infinitum.

Hoy con más herramientas de conexión interna puedo dialogar con esas partes de mi sueño, que en parte son todas mías, y en parte pueden estar asociadas a miedos y creencias colectivas.

He aquí lo que descubrí, lo cual era obvio intelectualmente pero no en mi experiencia vivida y sentida: NO EXISTE LA MUERTE REAL. El espíritu, mi Ser real no muere ni puede morir, y todo lo que me produce temor de muerte es sólo una distracción a lo realmente importante porque en cuanto me enfoco en el miedo, en escapar, o defenderme desatiendo lo mas importante, mi vida aquí, mi misión.

No es casual que en una de las escapadas de mi sueño dejo a mi hija jugando sola en un parque y eso me deja preocupada en mi sueño. Visto simbólicamente: dejo a mi alma, mi niña interna, lo más preciado desprotegido y descuidado por correr tras o de mis miedos.

La muerte es una transición solamente, y cada vez que soñamos con morir hay una transición importante en juego en nuestras vidas.

Tanto a los 4 años, como en la adolescencia como en los 40s (38-42) hay un cambio importante en la concepción de nuestra vida, donde soltamos una identidad para construir otra.

Sino miren lo que atraviesa el águila en este video:

Yo estoy en la etapa “llegando a los 40s, aún en el comienzo pero ya viviendo bien claro el cambio grande y la revolución interna. Ayudándome de lo que me enseñó mi amiga y astróloga María Lujan, pasan 4 cosas claves en la que los astros “nos inclinan”, como vientos en nuestras velas y tendremos que saber hacia donde orientarlas para aprovecharlas mejor.

  • Oposición de Urano con Urano natal: esta etapa es como una segunda adolescencia, donde tratamos de buscar la libertad y rompemos con las reglas.
  • Cuadratura de Neptuno con Neptuno natal: nos alecciona a disolver nuestro ego, provocándonos una gran desazón y confusión; ya no sabemos quien somos. Este período se caracteriza por la manifestación de grandes fuerzas psíquicas, que traen consigo mucha confusión y desorden mental.
  • Cuadratura de Plutón con Plutón natal: Los tránsitos de Plutón producen cambios radicales, por un lado destruye, y por otro comienza a construir sobre bases completamente diferentes.
  • Entramos en la casa 8, la de la muerte, queremos agarrarnos a lo conocido, nuestra identidad, nuestros valores, pero todo parece querer cambiar.

En todas las tradiciones espirituales, la muerte es una transición. Por ejemplo en el Tarot la carta de la muerte simboliza CAMBIO.

Hoy no me asusta, al contrario me siento fuerte por dentro porque estoy lista para transformarme. Me pasan cosas intensas tanto en el plan físico, como mental, emocional y espiritual y hasta a mi alrededor surgen muchas cosas nuevas que elijo y que me llevan a la incomodidad de “no saber cómo” e iniciar un nuevo aprendizaje.

Todos los que transitamos la muerte, ya sea en forma física o psíquica estamos ante la posibilidad de elegir, pasar por el dolor de dejar atrás lo conocido, valorado, cómodo y seguro y reiniciar el viaje del aprendizaje y el crecimiento. Tal vez tengamos una etapa de preparación al viaje, porque todo no se da en un instante, los ritmos de la vida tienen sus tiempos.

En mi caso surge la posibilidad de retornar al mundo de los negocios, esta vez de manera consciente e integra, también se cierran capítulos, cambian escenarios, hasta mi cuerpo cambia en lo que acepta como bueno y lo que no. Mis compañeros de viaje, algunos siguen otros no, se van incorporando nuevos que tal vez comparten esta transición o que ya la han pasado y pueden contarme de su camino a modo de inspiración.

En mi carta natal está clarísimo el nuevo rumbo que además coincide con mis percepciones sobre mi energía actual: yo medito con dragones que lanzan fuego y María Lujan me dice que estoy entrando en Aries, el fuego, y que esa energía va a expandirse luego de mucho tiempo en Piscis.

Los invito a que revisen sus vidas, su relación con la muerte y abran sus puertas internas a los cambios que les traen.

Para las mujeres, y tal vez ya también algunos hombres: no dejemos que las ideas abusivas sobre la imagen nos saquen de foco. Concentrémonos en el poder que nace en nosotras con los cambios en vez de en las arrugas, la flaccidez o cualquier otra “pavada”. Esto ya pasó de enojarme a darme mucha pena. Lloro por nosotras mujeres que no tomamos el bastión del poder que viene con edad. Admiro a mujeres como Frieda Lefeber, sobreviviente del Holocausto, que a los 100 abrió su galería de arte luego de que a los 85 entro en la universidad a estudiar Arte y hoy va al gimnasio a diario y maneja! Por favor, salgamos de la estupidez que nos encarcela y retomemos lo verdadero: nuestro Ser real que clama por salir, por aventurarse por compartir con otros, por crear, por crecer, y por amar en libertad. Salgamos de la MATRIX!

Siempre amando la voda y abriéndome a aprender, los invito a que compartan sus experiencias conmigo y con toda la comunidad de Florecer del Alma.

NOTA: les recomiendo hacer su carta natal con Maria Lujan, realmente les ayudará a ver el mapa y luego decidir que quieren hacer con lo que les toca. Ella tiene la capacidad de interpretar para abrir posibilidades de reflexión y auto-conocimiento y así no confundir mapa con territorio ni destino con responsabilidad, libertad y conciencia.

 

Con amor y gratitud,

Denise

 

DSC_1560

Denise Dziwak, trabaja como Life & Spiritual Coach y es una conferencista inspiradora. Acogedora, creativa, desafía el status quo y está totalmente comprometida con crear UNIDAD, PAZ y AMOR en el mundo. Para eso ayuda a otros a encontrar un camino de crecimiento en conciencia que les permita vivir vidas felices, plenos y llenos de sentido. Trabaja con una variedad de herramientas como terapia de niño interno (inner bonding), coaching ontológico, y consciente, PNL, meditación, Touch for Health para crear una conexión interior más fuerte y un aumento de la felicidad y bienestar.

Es fundadora y co-directora de Florecer del Alma, un espacio para Crecer en Para contactarla, escribir a denise@florecerdelalma.com. Su biografía completa AQUI.

Si quieres trabajar temas personales para habilitarte a vivir con mayor plenitud y conciencia no dudes en pedirnos una sesión individual para que te acompañemos.

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

  1. Elsa

    Me interesan lo que significan los sueños y también lo referente al miedo a la muerte

    Responder
    • Denise Dziwak

      Hola Elsa, gracias por escribirnos. Los sueños son partes nuestras que pueden ser una gran puerta hacia descubrir quienes somos y lo que tenemos por aprender. Hay muchas terapias que reconocen a los sueños como ventanas al alma SIN filtro con lo cual podemos acceder a partes mas ocultas en el dia a dia. En verdad es cuando soñamos que nos damos cuenta que podemos llegar a estar viviendo un sueño y no daros cuenta, porque la mente no reconoce diferencias.
      Dicho esto puedes empezar por recordarlos: al acostarte ten un anotador cerca y lapicero y vete a dormir indicando a tu Ser que quieres reconocer los sueños que estes lista para usar para tu vida. Así te despertaras en un sueño y podrás escribir palabras claves, sentimientos, cosas que te llamaron la atencion. Luego podras analizarlos pero primero esta anotar la experiencia (que paso y que sentiste).
      La interpretacion es MUY subjetivo y depende de ti, al menos eso decia Jung yo lo sostengo. Alguien, podria asistirte en la interpretacion por ejemplo dialogando con cada parte de tu sueño (personajes, cosas). En parte todo en tu sueño eres tu solo que distintos aspectos. Y otra parte no, a veces nos encontramos en sueños, pero eso ya es otra experiencia distinta.
      En cuanto al miedo a la muerte, puedes hablar con tu miedo como si fuera una persona: que quiere controlar o evitar? que es lo que realmente le preocupa? que es importante? donde aprendio todo eso (tal vez de alguien o alguna experiencia y puede chequear si lo que fue real sigue siendo o no). Sobretodo puedes preguntarle: Que quiere de ti? para que está en tu vida?
      A veces ayuda comenzar con alguien que te guie, tanto Alejandro como yo (Denise) podemos asistirte en una sesion presencial (Campana, Bs As o Lima) o virtual (Skype). Soos escribenos al email: nosotros@florecerdelalma.com
      Cariños y bendiciones
      Denise

      Responder

Deja tu comentario