Mi formación como ingeniera siempre me ha servido muy bien para al menos dos tareas: resolver “problemas”, o interpretaciones de problemas diría la coach en mí, y buscar eficiencias. Esto último es como algo de base que me mueve a buscar cómo resolver creativamente situaciones de falta de recursos. El recurso que escucho como más limitado es EL TIEMPO: “No tengo suficiente tiempo para todo”. Esto es más que común en todo ámbito de la vida, pero no por eso, es algo a aceptar sin “darle una vuelta de tuerca”. Con nuestra capacidad creativa y de reflexión nos puede dar la POSIBILIDAD de aprender y encontrar nuestro BIENESTAR en ese aprendizaje. ¡Empecemos!

 

Una mamá dice “¿Cómo hago si tengo que hacer el almuerzo y mi hijo quiere jugar a los autitos? No tengo tiempo para las dos cosas, al menos no en este momento.”

Un ejecutivo dice: “O le dedico tiempo al trabajo o a la familia o a mí. Siempre todo lo que hago compite por mi tiempo”

Una amiga me cuenta “Ya no tengo tiempo para mí, entre la casa, los chicos, la pareja, y el trabajo es imposible que me dedique algo de tiempo a mí”

En todas estas declaraciones hay una creencia común que es: “si le dedico tiempo a algo, estoy quitándoselo a otra cosa”, por lo que el Tiempo se vuelve un recurso escaso por el cual compiten necesidades, deseos, pedidos de seres queridos, etc. Cabe que primero nos preguntemos: ¿Qué es todo? ¿Para qué queremos cada unas de esas cosas? Y finalmente, hay alguna posibilidad de UNIR o INTEGRAR para lograr lo que realmente queremos, que no es la actividad en sí, sino el interés o valor detrás de la actividad.relojes free

La mamá de arriba podría responder: “quiero tener tiempo para jugar con mi hijo a los autitos y también tiempo para cocinar el almuerzo”. Mi pregunta a esta mamá sería: ¿PARA QUE? ¿Que es importante de jugar con tu hijo, que esperás o deseas de esa experiencia? Tambien en relación al almuerzo para qué lo vas a preparar, que necesidades esperar cubrir con ese acto? Profundizando llegaremos a cosa como compartir con mi hijo un rato de juego y así vivir el valor de la alegría y la conexión, y por otro lado, proveer a mi familia una comida sana que nos de energía para el resto del día. Cuando vemos los intereses detrás de la acción, pregunto: ¿Pueden unirse? ¿Cómo sería? La mamá por ahí podría ocurrírsele jugar a la cocinera con su hijo y hacer el almuerzo juntos, compartiendo, jugando, divirtiéndose y a la vez preparando la comida sana que les de energía. Podrian jugar a que están en un programa de TV de Chefs y actuar mientras lo hacen, o si el niño es pequeño puede colaborar con cosas como poner la mesa o hacer caritas con la comida en cada plato antes de servirlo, o jugar con los tuppers y ollas como si fuera una banda musical, dependiendo la edad.

En el caso del ejecutivo (puede ser mujer o varón indistintamente) podría plantearse el para qué de cada parte de su vida al igual que la madre y tal vez remirar como administra su tiempo en cada vector. A veces no es un tema de usar el tiempo sino CÓMO usamos ese tiempo, o qué hacemos con él. Muchos ejecutivos descubren que si reducen las horas de oficina y trabajan un tiempo desde la casa son más eficientes (menos dispersión, menos cafés y charlas que no quieren tener). También podrían ver el beneficio de hacer deporte con su pareja o sus hijos combinando áreas de su vida para maximizarlas.

Con mi amiga pasa lo mismo, cuando la mirada sobre la vida es “mi vida esta dividida en partes que cada una requiere tiempo” tal vez está en buscar el valor de cada parte, y me refiero al interés profundo de cómo y para qué quiero vivir una parte de mi vida, como juegan cada una de ellas (tal vez encuentre sinergias o puntos de apalancamiento) y re-priorizar ordenando y tal vez uniendo algunas partes.

Cuando buscamos sinergias es importantísimo el concepto de PUNTO DE PALANCA. El punto de palanca es el lugar en el que con el mínimo esfuerzo (o fuerza) muevo el mayor peso posible. En este caso es dadas todas las “partes” de mi vida, cual es la que me genera más energía, vitalidad, sentido y cómo haciendo más de eso puedo luego crecer y desarrollar las otras áreas.

En mi caso personal yo tomé decisiones de cómo y cuanto trabajar, para poder tener suficiente flexibilidad. También me despierto ultra temprano, para poder compartir con los niños el comienzo del día, creo que es vital cómo empezamos el día para tener una buena predisposición y creo poder influir en esto. Yo me auto-influyo saliendo a tomar aire, hacer ejercicio y estar en contacto con la naturaleza. En lo posible con mi pareja porque nos da un espacio compartido de compañerismo y disfrute, pero no dependo de eso, sino tengo compañía igual lo hago. A veces hasta lo uno con alguna amistad (“caminemos/corramos juntas dale?” suele ser una invitación a mis amigas). En el día voy viendo a veces me provoca compartir más tiempo en una salida con mis hijos y en otros momentos dedico menos tiempo a ellos con mas foco y calidad y luego más tiempo a estudiar o trabajar. La clave es tener MUY claro el PARA QUÉ.

Cuando una actividad no está alineada con mi propósito de vida y valores, entonces “chau, descartada, by bye”. Obvio que vienen los “miedos”… “Y si…”. Yo ya aprendí que mejor seguir mi intuición y la voz de mi corazón que me quiere cuidar y amar que la del miedo. Cuando no lo hago sufro por ello y vuelvo a aprender que el camino de la INTEGRIDAD con mi ser es el de mayor paz.

Tomemos conciencia de cómo vemos el tiempo, y dónde nos vemos divididos o que nuestras “partes” compiten en vez de colaborar todas en un mismo fin. Integremos y elijamos en pos de nuestro bienestar y de os que nos rodean (calculemos el efecto ECOLÓGICO de nuestras acciones).

Los invito a revisar, ahondar y re-ELEGIR con mayor conciencia para seguir creciendo en bienestar.

Con amor y gratitud,

Denise

 

Denise Dziwak, trabaja como Life & Spiritual coach, utilizando las herramientas del coaching, la meditación y el touch for health para lograr una mayor conexión interior (inner bonding). Pueden ver su pérfil y pedir una sesión con ella en AQUÍ.

Si quieres trabajar temas personales para habilitarte a vivir con mayor plenitud y conciencia no dudes en pedirnos una sesión individual para que te acompañemos.

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

Deja tu comentario