Entrando en la semana 30 de mi tercer embarazo tuve una conversación con mi médica, ginecóloga, homeópata y sexóloga, que me abrió nuevas posibilidades de interpretación y por ende de relacionarme con el embarazo de otra manera.

 

¿Qué me ayudaría a prepararme para el parto?, le pregunte yo. Recibí una respuesta que no esperaba: mayor cantidad de sexo.

 

¿Cómo es eso?

Lo importante, dijo, era el orgasmo y lo que generaba en mi cuerpo físico, emocional, mental y en mi vida espiritual.

Cuando le pedí más detalles me explicó que segregamos una hormona llamada oxitocina que se conoce como la “hormona del amor o de la felicidad”. Esta hormona se segrega tanto cuando estamos con amigos en una situación que vivimos como distendida y feliz, como cuando se desencadena el parto al estimular la contracción del útero o cuando amamantamos produciendo la eyección de la leche. La oxitocina ayuda a que se ablande el cuello del útero y fomenta la dilatación llegando a la fecha de parto.

 

Antes que me explicara los beneficios emocionales, mentales y espirituales yo ya estaba preguntando otras cosas…

 

¿Pero no voy a desencadenar el parto antes de tiempo por tener relaciones sexuales?

No, a menos que ya esté listo el bebé para nacer y eso ocurre pasando la semana 37 aproximadamente. Sólo ayuda en la preparación que no es lo mismo, y la cual, puede durar un par de meses incluso con contracciones leves al principio y luego mas fuertes pero que no son del momento de parto propiamente dicho.

 

¿Qué pasa con la incomodidad física del sexo en esta etapa?

Su respuesta fue tan liviana que me sorprendió: “¿Quién dijo que relación sexual equivale a penetración o inclusive estar con alguien? Por supuesto que compartir con tu pareja es una forma de expresarse amor, pero el orgasmo no depende de eso”, agregó. Entendí, abrió´posibilidades.

Y me siguió dando ideas y detalles: “Por supuesto que irás buscando la forma cómoda y relajada, donde tal vez la relación sexual pase mucho más por los mimos, el tacto y una gran previa, donde muchas veces ni siquiera termine en penetración. Es más, la penetración llegando al final es incómoda porque se acorta el espacio asi que no es tan necesaria. “

Y acá, sumó los beneficios que no son sólo físicos:

“Aislarte físicamente de tu pareja alejándote del sexo no es bueno, te hace sentir sola con todo y es lo que menos querés y necesitás. Conectarte desde el plano físico te involucra toda, el saberte cuidada, respetada, mimada y amada por tu pareja te devuelve esa sensación de bienestar y protección que necesitas para sostener la vida. Si tenés la oportunidad de contar con una pareja que te ame, no te alejes, pensá en que lo que sentís tu bebe lo siente.”

 

Sé que hay muchos temas y preguntas que pueden surgir relacionadas con este post con lo cual les comparto un post de Baby Center sobre el tema que puede ayudar a aclarar otras dudas e incluso dar ideas más especificas.

Termino por invitarlos, tanto a mamás como papás, a revisar sus creencias sobre el sexo, durante el embarazo y más allá de esta etapa, y a explorar como contactar con otro en la intimidad, permitiendo que ese contacto nos lleve a reconocer y sentir más profundamente nuestro amor. Así, podremos experimentar ese lugar dentro nuestro donde no somos nosotros sino que somos UNO con el otro.

 

Con amor y gratitud,

 

Denise Dziwak

 

 

Nota aclaratoria: la reproducción de la conversación con mi médica no es textual sino que es según mi recuerdo de lo que más me impactó así que sepan que paso por el filtro de mi escucha y marco de referencia.

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

  1. Fran

    Mira vos que novedoso!

    Gracias por compartiir

    Bendiciones y Felicitaciones un vez mas por JF!!

    Responder
  2. Alejandro

    Una de las cosas que mas me gusta de esta publicacion, es el animarse a plantear otro tipo de cosas que tienen mucho que ver con «tabues», malos entendidos por desconocimiento, y principalmente con explorar esas otras opciones a las que no les damos lugar, por lo dicho antes.
    Gracias por compartirlo Denise!!

    Responder

Deja tu comentario