La sanacion energetica es el proceso por el cual podemos recuperar el equilibrio de nuestro patrón o mapa energético personal a través de la purificación y recodificación de los meridianos, vórtices y chakras que los conforman.

Dicho simple: es como revisar y mejorar el plano de la casa en vez de solo arreglar la cañería para que luego ésta quede diseñada y realineada con un patrón que funcione mejor en el todo de la estructura.

Durante la sesión el terapeuta ayudará a que la persona tome conciencia de aquello que generó el desequilibrio, para que ésta pueda hacerse cargo de ello en su vida cotidiana con responsabilidad y conciencia.

El terapeuta puede utilizar variadas técnicas desde la utilización de un péndulo, imposición de manos, Reiki, meditación guiada, sonidos y mantras u otro, según lo requiera la persona.

Compartir
Profesionales: Alejandro Juroczko , Denise Dziwak

» Descripción

Nos referimos a sanación como el proceso de recuperar el equilibrio de un sistema dado en nuestro Ser. Sostenemos que nuestro Ser puede comprenderse como cuatro planos de conciencia o dimensiones que están en constante inter-relación: el físico, el emocional, el mental y el energético. A estos planos de existencia también les llamamos cuerpos inferiores del Ser. Nuestros cuatro cuerpos inferiores puede ser percibidos por nuestros sentidos físicos, aun el energético puede ser observado a través del uso de ciertas maquinas que miden energía eléctrica, magnética y pueden sacar fotos de nuestra energía (ej. maquina kirlan).

Cada cuerpo inferior vibra con una frecuencia de oscilación que lo caracteriza, siendo el físico el más denso y de menor vibración, seguido por el cuerpo emocional, el mental y el energético. Asimismo los cuatro están íntimamente relacionados y un bloqueo en uno de los cuerpos produce un efecto de desequilibrio en los otros tres. Por ejemplo una dada emoción, como el enojo, viene acompañada al mismo tiempo por un tipo de pensamiento (algo que nos decimos internamente), un efecto físico (como por ejemplo calor en las mejillas, y si el enojo es sostenido en el tiempo puede llevar a desequilibrios hepáticos) y también bloqueos energéticos en los meridianos de energía del cuerpo y sus centros energéticos, los chacras.

Los bloqueos o desequilibrios de cada cuerpo nos permiten hacer consciente y sanarnos reequilibrándonos. Usualmente las señales de desequilibrio energético, mental y emocional las pasamos por alto y nos damos cuenta recién cuando tenemos un problema físico (nos duele la espalda, el cuello, la cabeza, tenemos artritis, ulceras, taquicardias, problemas de encías, etc.). A esta altura tenemos que actuar sobre el físico para sanar con más o menos intervenciones según la problemática en curso. Si queremos prevenir y mantenernos sanos a todo nivel podemos tomar conciencia de los desequilibrios y sanarlos antes que se produzcan desequilibrios físicos severos.

La sanación energética permite re-equilibrar el cuerpo energético tomando conciencia de lo que lo bloquea a través de la armonización de chacras o puntos energéticos. Contamos con 7 chacras principales, alineados a lo largo de la columna. En sanscrito “chacra” quiere decir “esfera” o “disco”, son centros energéticos que gobiernan y regulan la energía que recibimos e irradiamos por los cuatro cuerpos inferiores. En los chacras se concentra cierta información que luego pasa del plano energético al mental, emocional y físico, y a través de los cuales nuestro Ser se expresa. Cada chacra tiene conexión con ciertos aspectos mentales, emocionales y físicos y por ende la sanación de un chacra implica también el equilibrio de los otros cuerpos.

¿Cómo es una sesión de terapia de sanación energética?

La terapia comienza con una meditación guiada para conectarse internamente, mientras la cual la terapeuta hace una armonización energética general para que la energía fluya desde el cuerpo energético al mental, emocional y físico para así equilibrarlos. Luego se revisan los chacras para ver cual o cuales de estos puntos energéticos están bloqueados, que mensaje tienen esos bloqueos y trabajar desde la imposición de manos y colocación de cristales para sanarlos en la medida posible. La sanación o re-equilibrio final ocurre cuando la persona hace consciente aquello que lo bloquea y decide hacerse cargo de cambiar aquello que requiera para mantener su armonía interior. Para esta ultima parte la terapeuta ofrece un espacio de dialogo con la persona que consulta para hablar de los bloqueos y como darles sentido para que la persona logre su bienestar personal.

El bienestar de la terapia radica en que las personas se den cuenta, con la ayuda de la terapeuta, que tienen la capacidad interna de sanarse a ellos mismos tomando conciencia. La terapeuta sirve de instrumento de sanación, sin embargo el que decide hacer un cambio en su vida es la persona que consulta ya que todos fuimos creados con libre albedrío así que los únicos responsables de nuestra vida somos nosotros mismos.

La terapia se puede hacer tantas veces como la persona sienta que lo necesita, pero sugerimos no hacerlo más de una vez por mes porque los procesos de sanación terminan con la toma de conciencia y eso puede llevar un tiempo luego de la sesión de terapia inicial.

Aunque la mayoría de las sesiones son en persona puede realizarse a distancia a través de medios como skype.

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

  1. Fabiana

    Hola Ale, estoy justo por hacer esto que escribiste, mañana tomo la iniciación en reiki, para alinearme….. creo profundamente en este tema y estoy trabajando conmigo desde este punto… el reiki movió muchas cosas internas en mi que me permitieron mejorar en muchos aspectos, asique voy por mas…

    Responder

Deja tu comentario