“Se me saltó la térmica”… “Se me voló la cabeza…” y ¿ahora qué?

Esta expresiones son muy comunes para describir esos estados en los que nos dejamos llevar por alguna emoción como el enojo y reaccionamos de “mala manera” (agresivamente) ante lo que nos rodea. Algunas reacciones físicas que al menos a mí me han salido en estas ocasiones son gritar, agarrar a alguien fuerte, golpear una pared …