“Todos somos una GRAN familia”… SUEÑO Y POSIBILIDAD diría yo…

El título de este post puede parecer ambiguo o poco preciso pero no lo es, realmente creo, siento y visualizo la posibilidad de que todos los seres humanos lleguemos a ser parte de una familia llamada HUMANIDAD.

Como siempre quiero aclarar a qué me refiero porque sino se queda en un concepto filosófico abstracto y no lo es.

El sábado fui a una fiesta de aniversario del club al que pertenezco. En esa fiesta había mucha gente de distintas edades, desde niños hasta personas de más de 80 años, sexo, nacionalidades, creencias politico-religiosas.  Todos cenamos al mismo tiempo, compartiendo mesas con amigos cercanos y con personas que no conocíamos antes de ese momento, luego disfrutamos de un espectáculo de música, danza, canto por parte de un cantante famoso y seguido por baile con DJ. Mientras todo esto ocurría nos íbamos sintiendo más a gusto, más metidos en pertenecer a este “grupo” que se estaba conformando desde el principio de la noche. No les miento, al comienzo cuando no sabía el himno el club y las canciones eran muy locales, yo siendo extranjera me sentí al margen de lo que pasaba. Contacté esa incomodidad y me acompañé aceptando que era parte de un momento y me dije que yo era BIENVENIDA allí. La incomodidad pasó y tomé un rol participativo al levantarme a bailar con todos cuando empezó el cantante que veníamos a ver. Ya eso cambió todo: mi actitud de protagonizar, actuar en ese grupo y con ese grupo me hizo sentir parte de él. Bailando, cantando y compartiendo todos nos fuimos fusionando en un grupo que nos unía algo en común: ganas de divertirnos y compartir un lindo momento. Me dio mucha ternura la gente mucho más mayor que yo y los niños todos juntos en una misma pista “tirando pasos” como podíamos. Nos reímos de quienes bailabamos con el mismo ritmo ya sea Rock o Salsa, y de quienes nos dolían los pies tras un par de saltos, buscando parar cada tanto para tomar aire, descansar y volver a la pista. Nos animamos a ser parte de la fiesta, hasta mi amiga subió a cantar al escenario cuando la invito el cantante! Fue una noche súper completa como la que hacía mucho no experimentaba.

Quedé con esta sensación: somos parte de una GRAN familia, y podemos INCLUIR a todos en ella, cuando ejercemos nuestro poder para unirnos, en este caso desde la alegría de la música y la danza sin distinciones de edad, sexo, religión, forma física o nacionalidad.

A esto me refiero con que podemos ser parte de una gran familia llamada humanidad. Nos aceptamos, nos unimos y compartimos en pos de un bien común y a la vez individual.

La única manera de que maximicemos nuestra experiencia individual y a la vez la grupal es que todos compartamos un BIEN COMUN, un PROPOSITO COMUN, una COMUN-UNIDAD. Para mi eso es la UNIDAD y la forma es el AMOR Y LA PAZ.

Lo podemos llamar distinto pero vamos a lo mismo a estar unidos, como antes de nacer o existir. Cuando éramos pura energía, ahí no había distinción, incluso hasta dentro de nuestra madre, como fetos, podíamos decir que estábamos unidos y no podíamos sobrevivir sin esa unión. Sin embargo al nacer, nos separamos para vivir en esta ilusión de la separación que solo es real desde la materia. En el plano del espíritu o si quieren el plano energético, para los que les haga ruido esa palabra, todo esta unido, nosotros estamos unidos. Por eso cuando todos bailamos en una pista de baile nos sentimos UNIDOS por la música, el movimiento.

Por ende CLARO que es posible que nos convirtamos en una gran familia. Una familia es una organización de personas unidas por el amor que dio lugar a creación de seres entre unos y otros. Algunos lazos familiares son de sangre otros son por elección (les llamamos políticos, ¡quien sabe por qué!), pero así como elegimos un esposo para formar una familia, podemos elegir un amigo que se convierte en tío o en padrino. Las relaciones familiares son basadas en la DECISION y ACCIÓN de unirnos y por qué no incluir a todos los que deseen ese mismo fin: LA UNIDAD Y EL AMOR.

En toda familia hay reglas, que determinan su cultura (lo que es o no aceptable); además hay una jerarquía y orden que es importante respetar para que funcione y sea saludable para todos los miembros (según la Teoría de Herlinger de Constelaciones Familiares). Cuanto hemos dejado de lado a los ancianos en nuestra sociedad por creerlos obsoletos, cuando en verdad son tan claves para que sobrevivamos como especie, como familia HUMANA. Y cuanto dejamos de compartir con otros por ser “distintos”, en aspectos totalmente externos o paradigmas mentales. Qué bueno sería vivir la experiencia de volver a juntarnos en el amor, así como hacemos en la pista de baile.

Mi sesgo musical y corporal me permite creer en esta posibilidad. Entiendo que no para todos esa será la forma de llegar a esta nueva REALIDAD de la UNIDAD. Algunas podrán revisar su lógica de elecciones y creencias (¿Por qué decido excluir de mi vida a alguien/es?, ¿Qué sentido le doy a separarme del resto y para qué elijo hacerlo?), otros podrán sentirlo al estar en contacto con la naturaleza o meditando, … cada uno encontrará su camino.

Lo que les invito hoy es a que nos preguntemos: ¿QUE TIENE QUE OCURRIR o CAMBIAR EN Mï PARA CREER QUE TODOS SON PARTE DE MI FAMILIA? Es importante que lo que surja tenga que ver conmigo, algo que YO puedo hacer (cambiar una forma de pensar, actuar, sentir) y no algo que otros deben(pueden hacer, porque sobre eso NO tengo control.

La familia es una realidad y esta es la manera en la que vamos a lograr un mundo UNIDO desde el amor y la paz.

Los dejo con la invitación a que escriban que les parece, lo que sienten y piensan para compartir y crecer juntos en conciencia. Y un regalo de la música que escuche y baile el sábado….

Con amor y gratitud

Denise

DSC_1560Denise Dziwak, trabaja como Life & Spiritual coach, utilizando las herramientas del coaching, la meditación y el touch for health para lograr una mayor conexión interior (inner bonding) y ayudarte a crecer en conciencia, bienestar y felicidad. Pueden ver su perfil y pedir una sesión con ella en AQUÍ.

Si quieres trabajar temas personales para habilitarte a vivir con mayor plenitud y conciencia no dudes en pedirnos una sesión individual para que te acompañemos.

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

Deja tu comentario