Hace 7 años, cuando estaba embarazada de Valentina llegó a mi vida un libro que abrió una puerta hacia un mundo totalmente desconocido para mí: “La maternidad y el encuentro con la propia sombra” de Laura Gutman. No fue casual que me lo regalase una amiga del alma con la que compartimos aprendizajes desde los 2 años de edad. Esa fue la primera vez que escuché el término TRIBU, en relación a la importancia de CRIAR EN TRIBU o el poder que tiene el efecto grupal para la crianza, en especial con grupos de mujeres que se unen para compartir, aprender y criar a sus hijos. Antes de eso, tribu había sido un concepto que me había interesado al leer a Osho, pero la forma en la que lo planteaba escapaba de lo que para mí era posible, o lo que es más fácil decir: demasiado Hippie para mí.

No me lo planteé como un tema pero sí comencé a vivir el PODER de la TRIBU y hoy 7 años más tarde no me cabe dudas: la tribu no sólo es deseable sino que es VITAL.Vengo hace ya varios años formando parte, armando grupos de madres, dando charlas, compartiendo y me emociona, llenándome de amor y gratitud cada vez que conectamos desde la profundidad de nuestro ser. En estos grupos podemos compartir todo, nuestros miedos, alegrías, inseguridades, preocupaciones, dudas, experiencias pasadas, cuestionamientos futuros y sensaciones no integradas aun en el presente. Son lugares donde nos podemos desnudar en cuerpo y alma y ser recibidas con amor, escucha, contención y guía.tribu mujeres la tata

Ayer mismo una mamá en una charla nos contaba de su estado actual (en soledad) y creí importante decirle y compartir con todas las madres: BUSQUEN SU TRIBU, ármenla sino la tienen, es clave para caer y no romperse, para dejarse llevar por el mundo interno de la maternidad con todo lo que implica.

Creo que una de mis pasiones es armar grupos, conectar con la gente, conocernos para re-conocerme en esos vínculos. Nacimos en vínculos y la vida, con sus dolores, miedos, alegrías y amor, es una experiencia que no podemos dejar de compartir, es simplemente y grandiosamente HUMANO.

Una de las razones por las cuales escribo es para eso, para nutrir a la tribu, para despertarnos como seres humanos que somos y retornar a nuestra esencia más pura: LA UNIDAD. Nosotros venimos de algo inmenso y único, nos creemos separados y pequeños pero cuando nos juntamos volvemos a sentir esa inmensidad y unión que nada puede desarmar. No hay dolor o pena que no se pueda atravesar en compañía de miradas amorosas, sino veamos a nuestros hijos y cómo ellos pueden atravesar lo que sea de nuestra mano. No quiere decir que no vayan a pasar dolor o pena sino que eso será parte de su aprendizaje de que TODO se puede en el AMOR y que no se convierte en sufrimiento sino en aprendizaje.

Yo agradezco a las mamás que me acompañaron y siguen acompañando en mi vida, no se qué haría sin ellas! En verdad, no me hace falta saber, porque cuando no tengo con quien LO BUSCO. No es para mí aceptable que alguien diga: es que estoy sola y no tengo a nadie. MENTIRA, nos tenemos unas a otras, sólo hay que salir a buscar. Y acá les comparto mi última experiencia de “búsqueda de tribu”, un tanto graciosa cuando la recuerdo.

Hace 7 meses me mudé a Lima y desde entonces que conozco personas y estoy abierta a crear y armar relaciones. Tambien en el proceso sentí y aún a veces siento soledad, porque no siempre tengo alguien con quien compartir o al menos no como ya tenía en Buenos Aires. Cuestión, que quien me conoce (o está conociendo) sabe quieta no me quedo y algo en mí pide ayuda allí iré paa darle lo que necesita: AMIGOS. Una tarde estaba frustrada porque había intentado cuadrar un café con una mamá que conocía pero no lográbamos encontrarnos. Pensaba cosas como “Tan difícil es hacer amigos” o “Tanto trabajo tiene que ser”, “Por que no fluye?”, “Que estoy haciendo mal?”, culpándome… en fin, duró poco porque ya conozco la mente errante y me conecté con mi Guia Espiritual que me dijo: SOLTÁ y seguí las señales. Confié, solté y al otro día salí a correr por el Malecon y comienzo a pensar “Y si veo a mi vecina, esa que ya vi en el parque una vez y vi que corría también? Bueno si la veo le hablo, le doy mis datos, hago contacto”. No pasa ni 30 minutos que casi me choco con esta vecina, en la que había pensado! En verdad ella iba un poco más rápido que yo así que la corrí, sí LA CORRI! La intercepté, casi la “tackleo” (movimiento de rugby donde uno derriba al otro), y le digo “HOLA, te acordás de mí? Del parque? Somos vecinas de cuadra”, casi sin aliento porque realmente ella iba MUCHO más rápido que yo. Acortando la historia, sonrió, corrimos juntas, charlamos y ya vino a casa a tomar el té con sus chicas y por supuesto que como decimos en Argentina “pegamos onda”, lo cual quiere decir que nos caímos bien, encontramos puntos en común y fue alegre compartir.

Aprendí que mi Guía tenía razón: no es difícil hacer amigos, ni crear vínculos, sólo lo tengo que soltar y dejarme llevar por mi intuición que siempre me lleva por buen camino.

No todas las tribus son para todas las personas así que está bueno mantenerse abierto y dejarse llevar por ese amor que nos guía hacia el lugar para nosotros.

Hoy vuelvo a ir a dar una charla a lo de La Tata  y estoy feliz de poder ser parte de CRIANDO EN TRIBU, una idea para juntarnos entre mamás y compartir, creando lazos, dándonos sostén y apoyándonos en esta tarea de ser madre.

¡Cuánto más fácil se hace dar amor cuando nos sentimos amadas y sostenidas!

Las invito a que busquen su tribu, créenla si no la tienen o la revalórenla si ya la tienen.

Criando en tribu crecemos en conciencia, podemos crear finalmente ese mundo que y nací para crear un mundo fundado en el AMOR y la UNIDAD.

 

Con gratitud y cariño,

 

Denise

 

Denise Dziwak, trabaja como Life & Spiritual coach, utilizando las herramientas del coaching, la meditación y el touch for health para lograr una mayor conexión interior (inner bonding). Pueden ver su pérfil y pedir una sesión con ella en AQUÍ.

Si quieres trabajar temas personales para habilitarte a vivir con mayor plenitud y conciencia no dudes en pedirnos una sesión individual para que te acompañemos.

Compartir

Tu comentario nos interesa...

Tu aporte a través de consultas y sugerencias nos enriquece y es valorado también por el resto de los lectores. ¡Muchas gracias!

Deja tu comentario